Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Weimar festeja el aniversario de la Bauhaus con una gran muestra

La exposición reunirá 1.200 piezas, entre ellas obras de Kandinsky, Klee y Moholy-Nagy

La Fundación Clásica de Weimar (este de Alemania) ha presentado hoy una exposición dedicada al 90º aniversario del movimiento artístico Bauhaus compuesta por 1.200 piezas y que se inaugura esta semana centro de un programa de varios actos festivos. En el marco del programa cultural Das Bauhaus kommt (Llega la Bauhaus) Weimar exhibirá en varios de sus edificios emblemáticos, como el Museo Goethe, obras de Vasily Kandinsky, Paul Klee y Laszlo Moholy e incluso muebles diseñados por Marcel Breuer cedidos desde museos de París, Madrid, Roma y Nueva York.

La ciudad repasará las distintas vertientes del movimiento desde sus talleres de metal y madera, sus primeras manifestaciones arquitectónicas y sus creaciones de diseño y de pintura. "Queremos mostrar que Weimar fue la cuna y el caldo de cultivo de la Bauhaus", ha dicho hoy el presidente de la Fundación, Hellmut Seeman

en alusión a un movimiento que posteriormente fundó escuelas en Dessau y Berlín. Das Bauhau kommt forma parte de los actos conmemorativos organizados por el estado federado de Turingia con motivo del aniversario de ese movimiento artístico y arquitectónico que surgió en Weimar en 1919.

A esta exposición, que concluye el 5 de julio, le seguirá en verano una gran retrospectiva sobre la Bauhaus en Berlín , que se exhibirá en el museo Martin Gropius Bau. La muestra berlinesa, que podrá visitarse del 21 de julio al 4 de octubre, tendrá unos mil objetos, procedentes de colecciones de todo el mundo, y viajará posteriormente al Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA).

La ciudad alemana de Dessau (este de Alemania), donde se implantaron como escuela los fundadores del movimiento, también festejará el aniversario de la Bauhaus con simposios, exposiciones, talleres y espectáculos de danza y teatro. "En cierta manera en 2009 no estamos haciendo otra cosa más que lo que hizo la propia Bauhaus en 1919. Salir de Weimar hacia Dessau y Berlín y de ahí al resto del mundo, especialmente a Nueva York", explicó Annemarie Jaeggi, directora del Archivo Bauhaus de Berlín, que ha colaborado con la muestra de Weimar.

Conjunción de clasicismo y vanguardia

Las múltiples exhibiciones que se sucederán este año en Alemania ahondarán en ese movimiento artístico de referencia que imprimió un sello propio principalmente en la arquitectura y el diseño del siglo XX y es exponente de la conjunción entre lo clásico y la vanguardia. La historia del movimiento es corta, desde su fundación en 1919 en Weimar por Walter Gropius, hasta su implantación como escuela en Dessau, en 1925, y, finalmente, el cierre forzado de su segundo centro en Berlín, en 1933, con la llegada de Hitler al poder.

Sin embargo, el modelo no murió con el ostracismo impuesto por el nazismo, sino que fue exportado con éxito a Estados Unidos, donde emigraron algunos de sus principales creadores, como el propio Gropius o el arquitecto Ludwig Mies van der Rohe. La influencia de éstos desde su exilio no se limitó a la vanguardia estadounidense, sino que se extendió por el resto del mundo occidental, especialmente en Europa.