"El acoso infantil del que fui víctima está presente en mi literatura"

La novelista sueca Mari Jungstedt presenta en España las aventuras de su detective, Anders Knutas, con 'Nadie lo ha visto'

AURORA INTXAUSTI Madrid 16 MAR 2009 - 19:42 CET

Una idílica isla como telón de fondo para describir la perversidad de las relaciones humanas, asesinatos y acoso escolar. Mari Jungstedt (Estocolmo, 1962) ha creado una serie de novelas en las que el inspector Anders Knutas investiga los crímenes que se desarrollan en la isla sueca de Gotland. Durante 14 años la autora de Nadie lo ha visto (Maeva) trabajó como reportera en radio y televisión hasta que decidió dar el salto a la literatura. "Me interesaba mucho escribir y opté por la novela negra porque en ese género me sentía cómoda. Me interesan mucho las relaciones humanas y hasta qué punto el individuo puede ser perverso".

Nadie lo ha visto es la primera de las siete novelas escritas por la autora sueca y en ella relata el acoso escolar del que fue víctima cuando era niña. "Sufrí mucho. Tenía 11 años cuando pasé de ser una niña alegre y muy querida a ser acosada por un grupo de compañeros. Fue una situación horrorosa y son situaciones que afectan al resto de tu vida. Era muy frágil y por eso creo que el acoso del que fui víctima está presente en mi literatura. En aquellas fechas la situación en mi familia no era la más apropiada para solucionar este tipo de problemas y ha sido de mayor cuando he sido consciente de todo el daño que me hicieron", explica Jungstedt en Madrid.

En Nadie lo ha visto una joven, Helena, se traslada a la isla de Gotland a pasar las vacaciones. Después de una fiesta, el novio, Per, tiene un ataque de celos y reacciona de forma violenta. A la mañana siguiente Helena sale a pasear y desaparece en la niebla. Unos días después aparece muerta Frida, una compañera de colegio de Helena. La creadora del inspector Anders Knutas recuerda que cuando empezó a escribir "fue una liberación interior porque sentía que si contaba lo que me había ocurrido a mí podría ayudar a otras personas que hubiesen vivido situaciones similares".

Junto a Larsson y Mankell

Jungstedt habla del fenómeno de su compatriota el sueco Stieg Larsson, creador de la trilogía Millennium, un best seller del que se han vendido millones de ejemplares. "Larsson tiene ingredientes que atraen a mucha gente. Ha sabido crear una serie de personajes que pueden resultar fascinantes". Admiradora de la obra de Henning Mankell aunque no tanto de la Suecia que describe. "Es demasiado gris y triste. Todo es muy deprimente en el mundo que nos cuenta. El inspector que yo he creado es muy diferente a su inspector Wallander".

De las siete novelas escritas hasta ahora por Mari Jungstedt cuatro han sido trasladadas a la pequeña pantalla. La serie creada para la televisión alemana, seguida por seis millones de espectadores, está interpretada por actores suecos y alemanes y entre ellos se encuentra la actriz Inger Nilsson, protagonista de la exitosa serie infantil Pippi Calzaslargas, personaje literario creado por la escritora sueca Astrid Lindgren. "Fue increíble cuando la conocí en persona. No podía dar crédito a lo que veían mis ojos porque estaba igual que cuando protagonizada la serie infantil. No podía parar de hacerle fotos", comenta sonriendo.

El gran 'boom' de la literatura policíaca en los países nórdicos

Las referencias literarias en novela negra para Mari Jungstedt comienzan en la obra del matrimonio sueco Maj Söwall y Per Wahlöö, padres literarios de la mayoría de escritores policíacos de Islandia, Dinamarca, Suecia o Noruega.

Entre las últimas novedades nórdicas que han llegado a España se encuentran:

La mujer de verde (RBA), de Arnaldur Indridason

La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina (Destino), de Stieg Larsson. El 5 de junio se editará en España la tercera parte de la trilogía, La reina en el palacio de las corrientes.

El chino (Tusquets), de Henning Mankell

Otras noticias

ARCHIVO

Últimas noticias

Ver todo el día

Preludio para un tiempo nuevo

El 69% de los españoles considera positiva la desaparición de las mayorías absolutas

Carmena, el don apacible

Su energía produce empatía Ella cree que el pesimismo es reaccionario

El resultado electoral obliga a pactar en Comunidad y capital

El panorama político obliga a todos los partidos a una política de pactos

EL PAÍS RECOMIENDA

Dar de comer a la humanidad: desafío y formidable negocio

En 2050 se necesitarán 83.000 millones anuales para alimentar a 9.600 millones

¿Recuerdas cuando éramos capaces de leer de corrido?

Ana Carbajosa Madrid

Los efectos de la exposición a Internet despierta preocupación entre científicos

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana