Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis de Pablo obtiene el premio Tomás Luis de Victoria

El compositor recibe el galardón, considerado el Cervantes de la música, como distinción a su trayectoria

El compositor bilbaíno Luis de Pablo ha obtenido el Premio Iberoamericano de la Música Tomás Luis de Victoria 2009, considerado el Cervantes de la música, según ha decidido hoy el jurado de estos galardnes, que ha tenido que elegir entre 54 compositores de 16 países distintos. Este compositor vanguardista vasco, ganador del Premio Nacional de Música en 1991, forma parte, junto a Cristóbal Halffter, José Luis Turina, Antón García Abril, Tomás Marco o el desaparecido Ramón Barce, de la conocida como Generación del 51.

Presidió Juventudes Musicales Españolas (1960-1963), organizó la I Bienal de Música Contemporánea de Madrid (1964), dirigió con su grupo Alea el primer laboratorio de música electrónica en España y creó la primera obra musical con el ordenador IBM (1966). Nacido en Bilbao el 28 de enero de 1930, Luis de Pablo bebió en su juventud de las fuentes de Falla, Debussy, Bartók y Mompou, y más tarde de Olivier Messiaen, dando pie a piezas vanguardistas como Gárgolas" (1953), Coral eucarístico (1954) o Invenciones.

Después formó el grupo Nueva Música en Madrid, en 1958, junto con otros compositores como Ramón Barce, Alberto Blancafort, Cristobal Halffter, Manuel Moreno-Buendía y Antón García Abril; figuró en el grupo Música Abierta (1959) de Barcelona y fundó el grupo Tiempo y Música, etapa en la que compuso Móvil I para dos pianos. Una de sus obras más características, su Poema de madera (1975), compuesto en Berlín, Madrid y Ottawa, y dedicado a Bilbao, su ciudad natal, fue estrenado en España en 1977, grabado en 1992 y editado en 2003 por la SGAE.

Entre óperas y largometrajes

Fue en abril de 1983 cuando estrenó Kiu, primera de sus óperas, en el Teatro de la Zarzuela, a la que seguirían El viajero indiscreto, con texto de Vicente Molina Foix y primera de una trilogía, que fue estrenada en marzo de 1990 en el Teatro de la Zarzuela, La señorita Cristina (2002) o Un parque (2006). También es autor de la música de unas 26 películas, títulos como La Caza (1965, Saura), Peppermint Frappé (1967, Saura), La Madriguera (1969) o Pascual Duarte (1975, Franco).

El Tomás Luis de Victoria, dotado con 60.000 euros, se otorga a los compositores de España, Portugal y los países Iberoamericanos, y a esta novena edición concurrían autores de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, España, Guatemala, México, Paraguay, Perú, Portugal, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela.

Ilustres predecesores

En anteriores ediciones han recibido el Premio Tomás Luis de Victoria el cubano Harold Gramatges, el peruano Celso Garrido-Lecca, el venezolano Alfredo del Mónaco, el brasileño Marlos Nobre, el argentino Gerardo Gandini y los españoles Antón García Abril, Xavier Montsalvatge y Joan Guinjoan. El premio reconoce la trayectoria creativa de aquellos compositores vivos "por su contribución al enriquecimiento de la vida musical de la comunidad iberoamericana a lo largo de su trayectoria profesional y a través de su labor", según la Sociedad General de Autores, que organiza estos galardones.

El comité de expertos que formaba el jurado estaba compuesto por los catedráticos de musicología Antonio Martín Moreno (Universidad de Granada), Angel Medina (Universidad de Oviedo) y Louis Jambou (Sorbona de París), el crítico y director de la revista Scherzo, Luis Suñén, y el director de la Quincena Musical de San Sebastián, José Antonio Echenique.