Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ramiro Fonte, director del Cervantes en Lisboa, fallece en Barcelona

El poeta gallego Ramiro Fonte, actual director del Instituto Cervantes de Lisboa, ha fallecido la pasada madrugada en el hospital de Bellvitge de Barcelona a los 51 años, a causa de la enfermedad que padecía. Según han informado fuentes del Instituto Cervantes, el narrador, ensayista y estudioso de la literatura gallega llevaba ingresado desde el pasado 23 de septiembre en el centro hospitalario de Barcelona, dónde falleció la pasada madrugada.

La directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, ha asegurado, tras conocer el fallecimiento de Ramiro Fonte, que su muerte ha sumido "en la consternación y la tristeza" a la institción, y ha recalcado que "más que un compañero, era un amigo".

"Su agudo sentido del humor, su ternura en el trato, y su bonhomía lo hacían querido por todos, al igual que el amor por los versos de Pessoa y por las calles de Lisboa", detalles que, según Caffarel, lo convirtieron en el "anfitrión perfecto para cuantos nos acercábamos a la capital portuguesa".

En su opinión, el fallecimiento de Ramiro Fonte supone también una "gran pérdida" para la literatura contemporánea en lengua gallega, al estar su poesía, profundamente arraigada en la memoria y en las preocupaciones colectivas del presente, y "cargada de emoción y de referentes vinculados a la generación que adquirió la madurez en la transición a la democracia". Para la directora del Instituto Cervantes, "hoy la poesía se escribe con dolor" tras la desaparición de este poeta, narrador, crítico y ensayista español nacido en Pontedeume (A Coruña) en 1957.

Licenciado en Filosofía por la Universidad de Santiago de Compostela, Fonte se dio a conocer como poeta en el grupo Cravo Fondo a finales de los años setenta, y en 1983 publicó su primer libro: As cidades da nada. Posteriormente le siguieron otros títulos como Pensar na tempestade en 1986, O cazador de libros en 1997 o Capitán Inverno en 1999.

Miembro correspondiente de la Real Academia Gallega, ejercía como director del Instituto Cervantes de Lisboa desde 2005, y había obtenido el Premio de la Crítica Galicia y Premio Losada Diéguez en 1984, el Premio de la Crítica Española en 1989, y el premio Esquío 1991 por su libro Adeus Norte.