Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una invasión de androides y escultura de luz toma el Reina Sofía

El museo reúne el trabajo de casi veinte creadores que exploran la convergencia entre arte, ciencia y tecnología

Robots antropomórficos, esculturas de luz, pinturas digitales e instalaciones interactivas protagonizan la exposición Máquinas & Almas. Arte digital y nuevos medios, que se inaugura hoy en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. La muestra, que reúne el trabajo de casi una veintena de creadores nacionales e internacionales, explora la convergencia entre arte, ciencia y tecnología.

Así, el visitante que llegue al Museo Reina Sofía y se acerque a las sala A1 de la Ampliación se sumergirá en un particular universo en el que las nuevas tecnologías tienen "alma propia" como explicó hoy Montxo Algora, comisario de la muestra junto a José Luis Vicente. Los retratos interactivos de Rozin; los robots antropomórficos de McMurtrie; la videoinstalación de Farocki; las esculturas de

luz de Friedlander; la instalación/denuncia de Muntadas, los ferrofuidos de Sachiko Kodama; el proyecto de Abad que da presencia en Internet a colectivos marginados; o las bestias de la playa, de Theo Jansen, pueblan el Museo Reina Sofía en un intento de utilizar las nuevas tecnologías "para abrir nuevas formas artísticas" o "escapar" de ellas, según explicó hoy el director del Museo, Manuel Borja-Villel.

En este sentido, Montxo Algora apuntó que todos estos trabajos configuran la primera exposición de tecnología digital en el Museo Reina Sofía, que ha tardado más de una veintena de años en recoger el testigo dejado por la exposición 'Procesos y nuevas tecnologías' inaugurada en 1986.

Los 'animales de playa' de Jansen

Entre los artistas presentes en la muestra, destaca Strandbeest y los 'Animales de playa' de Theo Jansen (Holanda, 1948), un escultor cinético que desde 1990 trabaja en la creación de una nueva naturaleza conformada por esqueletos de animales hechos con tubos amarillos. "Quiero hacerlo todo con tubos de plástico. Así como la naturaleza que conocemos está formada en gran medida por proteínas, quiero crear mis propias formas vivas con un único material", afirma Jansen, quien presenta en el Reina Sofía cinco de estos animales, fusión de arte e ingeniería.

También destaca el trabajo de Paul Friedlander (Reino Unido, 1951), quien lleva más de dos décadas investigando toda clase de tecnologías y procedimientos con el fin de hacer de la luz una materia maleable y flexible que pueda adquirir cualquier forma y volumen. Sus "esculturas cinéticas de luz" suelen hacer referencia a distintos aspectos de la ciencia moderna, desde la física cuántica hasta la teoría de cuerdas.

"Mi gran pasión infantil, los viajes espaciales, se transformó al crecer en un interés por la astronomía y la física. Con el tiempo, me licencié en física y matemáticas. Mi salto al arte no ha diluido mi fascinación por la ciencia , en particular, por la cosmología", señala este creador. Todos los artistas que participan en esta muestra tiene en común, una larga carrera, el hecho de ser tremendamente respetados en sus campos y una madurez creativa y les distingue la edad, su formación, los materiales que utiliza y los métodos de trabajo que emplea cada uno; pero todos utilizan la tecnología digital como herramienta.

Con motivo de la exposición, se organizarán una serie de encuentros entre los días 24 de junio y 4 de julio de 2008, para conocer el uso de las tecnologías digitales en el arte a través de sus creadores. Varios artistas representados en la exposición debatirán con el público diversas cuestiones relacionadas con el arte digital. Más información en la web del Museo. Como indicó Montxo Algora, el arte digital "se adelanta al tiempo" y los ordenadores y los elementos tecnológicos funcionan como espejos psicológicos, capaces de soprendernos, hacernos pensar, e incluso asunstarnos.