Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Controlado el incendio en la Filarmónica de Berlín

Los bomberos han asegurado que los daños ocasionados por las llamas serán "considerables"

El edificio de la Filarmónica de Berlín está fuera de peligro tras el incendio que hoy se declaró en la parte alta de su sede y contra el que han luchado más de 170 bomberos con ayuda de treinta camiones cisternas. Las llamas están controladas aunque el fuego no ha sido extinguido. Los conciertos previstos para los próximos días se han suspendido por la dirección de la Filarmónica.

La columna de humo de casi treinta metros de altura y visible a varios kilómetros, ha remitido tras seis horas de pelea contra el fuego. En todo caso, Jens-Peter Wilke, del cuerpo de Bomberos, ha precisado que labor de extinción podría alargarse hasta mañana.

Wilke ha declarado que la estructura del edificio, uno de los más emblemáticos de la ciudad, no ha estado en ningún momento en peligro, por lo que los daños, aunque cuantiosos, no son irreparables. Tampoco corre peligro el auditorio principal, uno de los más hermosos y con mejor acústica del mundo. El edificio de la Filarmónica fue diseñado por el arquitecto Hans Scharoun en 1956.

El origen, unos trabajos de soldadura

"Vamos a salvar la Filarmónica", aseguró desde el primer instante Wilke, para quien la gran dificultad en la extinción del fuego ha estado en el acceso a la bóveda del auditorio, una cámara de hormigón que esconde las estructuras de hierro sobre la que reposan el techo metálico del edificio y donde aparentemente se originó el siniestro sobre las 14.30. Los expertos creen que el origen de las llamas ha estado en los trabajos de soldadura y reparación en una parte de la bóveda.

Desde el primer momento, la gran preocupación ha estado en los valiosos instrumentos, pues aunque muchos se llevaron al exterior o se encontraban en una cámara, los más pesados -pianos y percusión- han permanecido en todo momento expuestos, no a las llamas, sino al agua y espuma vertidas por los bomberos.

El siniestro coincidió con los acordes finales de un concierto de cámara matinal al que asistían un centenar de personas y con los ensayos, en el auditorio principal, de la Orquesta Sinfónica de Baviera y de un coro. Las 350 personas que había en el edificio, entre público y trabajadores, fueron evacuadas con "serenidad" y "sin incidentes", según portavoces de la Filarmónica.

La Filarmónica fue inaugurada en 1963 por el director Herbert von Karajan, de ahí que esta sala de conciertos, con forma de anfiteatro, fuera bautizada por los berlineses como "el circo de Karajan". En la actualidad está dirigida por el británico Simon Rattle.