Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Luis Borau y José María Merino, nuevos académicos de la Lengua

Borau, que se disputaba el sillón B con Félix de Azúa, resultó elegido en segunda votación

José Luis Borau, figura esencial del cine español, y, José María Merino, uno de los grandes cuentistas de la lengua española, fueron elegidos ayer por la tarde académicos de la Lengua para cubrir las vacantes de Fernando Fernán Gómez y de Claudio Guillén, respectivamente.

Borau, que se disputaba el sillón "B" con el novelista y ensayista catalán Félix de Azúa, resultó elegido en segunda votación con el respaldo de veinte académicos, al igual que Merino, único candidato al sillón "m".

José Luis Borau (Zaragoza, 1929) fue presidente de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de España de 1994 a 1998 y actualmente es presidente de la SGAE desde julio de 2007. Comenzó su carrera a principios de los años 60 y, tras fundar su propia productora, El Imán (1967), rodó filmes como Furtivos, Río abajo, Sabina y Tata mía.

Entre otros galardones ha recibido el premio especial del jurado del Festival de Cine de Málaga y, junto con La Comunidad, de Alex de la Iglesia, el Premio Fotogramas de Plata. En 2003 recibió por su obra narrativa Camisa de once varas, el Premio Tigre Juan, y recientemente, la Chunta Aragonesista le ha concedido el III Premio Aragoneses en Madrid.

José María Merino (La Coruña, 1941) es uno de los grandes cuentistas de nuestras Letras. Ha colaborado durante años con la UNESCO en proyectos para Hispanoamérica, lo que determina su fascinación por el mundo americano que traslada a sus novelas. Entre 1987 y 1989 ocupó la dirección del centro de las Letras Españolas del Ministerio de Cultura. Desde 1996 se dedica solamente a la literatura. Su vocación literaria se inició en poesía, con la publicación de Sitio de Tarifa (1972). Sin embargo, terminó abandonando este género y optando definitivamente por la narrativa.

Su trayectoria como narrador se ha repartido por igual entre la novela y el cuento, género este último que ha contribuido a desarrollar más que notablemente en España durante las últimas décadas. Es autor también de narrativa infantil y juvenil y de un libro de viajes. Su actividad creadora se extiende a otras colindantes como la crítica literaria, la reflexión literaria como articulista y conferenciante, o su labor como prologuista de diversos libros y antólogo de cuentos literarios y leyendas.