Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El brasileño Cildo Meireles gana el Premio Velázquez

El galardón, entregado por el Ministerio de Cultura, reconoce la trayectoria de este escultor

Cildo Meireles (Río de Janeiro, 1948) es el ganador del Premio Velázquez 2008 de las artes plásticas, dotado con 90.450 euros, entregado por el Ministerio de Cultura, y considerado el Cervantes del arte. El galardón reconoce la trayectoria de este escultor y autor de instalaciones brasileño.

Meireles fue propuesto por siete de los 14 miembros del jurado. El ministro de Cultura, César Antonio Molina, ha anunciado además que el Premio Velázquez cambiará sus normas para la próxima edición. El objetivo es que se parezca al Cervantes, por lo que se ampliará la dotación económica y se abrirá a nuevos participantes (por ejemplo, se incluirá a Portugal). El ministro, sin embargo, ha señalado que los cambios no se concretarán hasta después de las elecciones legislativas del 9 de marzo.

La obra de Meireles se ha caracterizado por un replanteamiento de las relaciones entre la obra de arte y el público. Testimonio activo durante los años 60, cuando el arte se reconfiguraba entre las influencias del conceptualismo y el formalismo, Meireles propuso una nueva visión singular. Sus creaciones combinan varios medios y suelen presentarse en instalaciones, esculturas y performances. Su apelación a la vista, al olfato y al tacto suele servirle para reflexionar sobre la percepción.

Compromiso político

Otro rasgos definitorio de la producción de Meireles es su compromiso social. Un ejemplo es la pieza Mallas de Libertad, que semeja una red de hierro y evoca los barrotes de un presidio, en una especie de metáfora de la represión política. Incluso hay quien ha querido ver una referencia a la censura en el arte en Brasil durante los años sesenta y setenta.

Meireles realiza trabajos "que no existen simplemente en un espacio sagrado y que no acontezcan al nivel de una tela, una superficie, una representación". Se trata, "no de trabajar más con la metáfora de la pólvora sino con la pólvora misma", afirma.

Entre sus obras más conocidas están las que realizó en el contexto de su investigación Inserciones en los circuitos ideológicos, como El proyecto Coca-Cola. Éste consistió en escribir en infinidad de botellas de esta marca la frase Yankees go home y ponerlas en circulación nuevamente.

En definitiva, su obra testimonia los grandes cambios del lenguaje artístico contemporáneo desde los años sesenta, y también recorre la historia reciente de Brasil.

Un premio con proyección

El galardón ha recaído en anteriores ediciones en Ramón Gaya, Antoni Tapies, Pablo Palazuelo, Juan Soriano, Antonio López y Luis Gordillo. Los candidatos al premio son propuestos por las academias de Bellas Artes, museos de arte moderno y contemporáneo, asociaciones de críticos de arte y otras instituciones vinculadas a las artes plásticas.

El jurado del premio está compuesto, entre otros, por el director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Ramón González de Amezúa, el del museo del Prado, Miguel Zugaza, el del Reina Sofía, Manuel Borja Villel, y el último premiado, Luis Gordillo.