Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

De la Garbo a Tom Cruise, las caras de un siglo de glamour

Una muestra recoge los mejores 150 retratos de 'Vanity Fair' en la National Portrait Gallery

La revista Vanity Fair captó los tiempos cambiantes de dos períodos del siglo XX en prosa y en imágenes- de la edad del Jazz, anterior a la Primera Guerra Mundial, a la era Pop.

Retratos de esas dos fases se reúnen por primera vez en la exposición Vanity Fair Portraits-Photographs 1913-2008, que se inaugura mañana en la National Portrait Gallery de Londres.

La muestra presenta 150 imágenes seleccionadas entre más de 10.000 que aparicieron en cerca de 500 números por los comisarios David Friend y Terence Pepper, en un trabajo que duró más de tres años.

Desde Claude Monet, Amelia Earhart y Jesse Owens hasta David Hockney, Arthur Miller y Madonna, las más diversas personalidades comparten el protagonismo con estrellas de Hollywood como Charlie Chaplin, Greta Garbo, Demi Moore y Tom Cruise.

"Ha sido un trabajo duro. Elegimos primero los temas, luego los fotógrafos y luego las imágenes. Fue un gran proceso de ir y venir pero creo que hemos encontrado lo mejor de lo mejor", ha señalado friend, durante una rueda de prensa.

Rettrato del Olimpo de Hollywood

Demi Moore mostrando su embarazo al desnudo en la famosa foto tomada por Annie Leibovitz; Jack Nickolson retratado en su excentriidad o Hilary Swank inmortalizada en una muestra de poderío físico son algunos de los artistas del Hollywood actual cuyos rostros comparten espacio en la exposición con clásicos como Gary Cooper y Katharine Hepburn.

Las imágenes, sin embargo, no se circunscriben a personalidades de la gran pantalla sino que se abren a una gran variedad de disciplinas. Como la pintura -Pablo Picasso-, la literatura -Ernest Hemingway y Aldous Huxley-, la música -Louis Armstrong, Mick Jagger y Madonna- y el deporte -Lance Armstrong-. Una retrospectiva que supone la crónica de de una era en la que las estrellas se convierten en propiedad pública y los fotógrafos se han convertido en famosos por derecho propio.

Un vibrante catalizador cultural

Publicada por Condé Nast en 1913, durante el nacimiento de la edad del Jazz, la revista se presentó como un catalizador cultural, mostrando obras y retratos de gente como el novelista británico Thomas Hardy (Tess de los Uberville, Jude el oscuro), al bailarín Fred Astaire y la actriz Greta Garbo.

A medida que aumentaba su fama, también lo hacía la de sus fotógrafos, como Man Ray, Cecil Beaton, Andre Kertesz y Edward Steichen, cuyos retratos se muestran en la retrospectiva. "En su día, Steichen, que fue nombrado fotógrafo de plantilla, cobraba el doble de lo que cualquier otro fotógrafo podía pedir", señaló un portavoz de la galería.

Entonces llegó la Gran Depresión y Vanity Fair cerró, en 1936, mientras todo el mundo se apretaba el cinturón. Se la tildó de demasiado frívola para la época.

Cuando renació en 1983, de nuevo capturó los flamantes iconos culturales, del pintor David Hockney al director Billy Wilder, del músico Miles Davies a la premier británica Margaret Thatcher.

Nace el fotógrafo estrella, de Newton a Liebovitz

Junto a los nuevos famosos nacieron los nuevos fotógrafos estrella, como Helmut Newton, Herb Ritts, Mario Testino y Annie Leibovitz, que ocupó el cargo que antes había desempeñado Steichen.

La muestra, que se abre hasta el 26 de mayo, viajará a Edimburgo, Los Ángeles y Canberra. La colección no sólo muestra la cara cambiante de los famosos, sino que rastrea de cerca el desarrollo de la fotografía durante todo el siglo.

Desde estilizados retratos de estudio en tonos sepia, a través de los entornos surrealistas en colores vivos, captura el equilibrio cambiante de la relación entre las estrellas y los fotógrafos.