Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

A la caza de la "paella mista" y el "rebuelto"

La Unión de Correctores ha realizado hoy una búsqueda fotográfica de errores de ortografía por las calles de Madrid y Barcelona

La Unión de Correctores (UniCo) ha realizado hoy una "cacería" fotográfica de erratas por las calles de Madrid y Barcelona, que se ha cobrado piezas tan valiosas como anuncios de "paella mista" y "rebuelto", muy sabrosos, sin duda, pero mal escritos, o el "elije" que figura en el cartel de un banco.

Esta singular cacería, con la que UniCo celebra hoy el Día del corrector de textos, se suma a las fotografías enviadas por profesionales de toda España a lo largo del mes de octubre, en las que se puede leer desde un "se vende jaita jalleja" o un "suprimida zona de hora" hasta un "pecnortar" que se prohíbe en el aparcamiento de un bar de carretera.

La ausencia generalizada de tildes en carteles escritos en mayúsculas; la confusión entre "b" y "v" o entre "g" y "j"; "la manía" de poner mayúsculas en mitad de frases que no las precisan ("Madrid Recicla Todo Tipo de Vidrio"), o "la falta de interés, casi dejadez", con la que se redactan muchos textos, son algunos de los errores más comunes.

Según el presidente de UniCo, Antonio Martín, y Victoria Cendagorta y Pilar Comín, coordinadoras en Cataluña de esta asociación profesional, su "cacería" de erratas es un "ejercicio simbólico" para que los ciudadanos y los profesionales de la edición se den cuenta de la importancia del "buen acabado" en el lenguaje y obtener así "un reconocimiento social y profesional" para los correctores.

Algunos socios de UniCo no se han limitado a fotografiar errores por España, sino que han ido más lejos. Desde Chicago llega un anuncio de US Bank que anima a sus clientes con "Tazas de préstamos increíbles, no esperes", y que demuestra lo aficionados que son algunos latinoamericanos a pronunciar la "z" como "s", como sucede en ciertas zonas de Andalucía.

En una tienda de todo a cien del centro de Madrid se vende un "Toro salvaja", y en otra, cerrada momentáneamente, se advierte de que "Estamos a lado". Curiosa es también la peluquería donde se realiza un "alisado japones", eso sí, sin tilde.