La Alhambra se queda fuera de la lista de las siete nuevas maravillas del mundo

La Gran Muralla China, la ciudad de Petra, el Cristo Redentor de Río de Janeiro, Machu Picchu, Chichén Itzá, el Coliseo romano y el Taj Mahal, son las elegidas

AGENCIAS Madrid / Lisboa 8 JUL 2007 - 00:08 CET

No ha podido ser. La Alhambra de Granada se ha quedado fuera de la lista de las siete nuevas maravillas que esta noche se ha dado a conocer en Lisboa. Por el contrario, sí han resultado elegidas la Gran Muralla China, la ciudad de Petra, el Cristo Redentor de Río de Janeiro, Machu Picchu, las pirámides de Chichén Itzá, el Coliseo romano, y el Taj Mahal. Estos siete monumentos más votados se sumarán ahora al único que aún sigue en pie de las Siete Maravillas del mundo antiguo, las pirámides de Guiza (Egipto).

En un espectáculo de luz, música y famosos celebrado en un estadio de la capital portuguesa, la Fundación creada por el aventurero suizo Bernard Weber anunció el resultado de un concurso por Internet y mensajes de texto telefónico en el que se recibieron más de cien millones de votos.

Varios monumentos de los 21 preseleccionados para obtener el título que estaban semanas antes entre los favoritos no llegaron a los primeros lugares, como las estatuas de la isla de Pascua, en Chile, la Acrópolis de Atenas o la Alhambra de Granada (España).

La Gran Muralla china fue proclamada la primera de las nuevas siete maravillas del mundo en una ceremonia presentada por el actor británico Ben Kingsley y la actriz india Aishwarya Rai, Miss Mundo 1994, a los que al final se sumó la estadounidense Hillary Swank. Una galería de famosos, integrada por el astronauta Neil Armstrong, el futbolista portugués Cristiano Ronaldo y el ex director español de la UNESCO Federico Mayor Zaragoza, se turnó en la tarea de anunciar los nombres de los monumentos ganadores.

Tres monumentos latinoamericanos

Todos los monumentos elegidos estaban en la lista de los más votados difundida por los organizadores hace un mes salvo el Corcovado de Río de Janeiro, que experimentó un aluvión de votos en las últimas semanas. Latinomérica, donde el concurso había despertado una gran expectación, logró que tres de sus monumentos más emblemáticos pasen a la lista del patrimonio más valorado por la humanidad.

Los 21 países que aspiraban a que sus momentos engrosaran la lista de maravillas enviaron al Estadio de la Luz de Lisboa delegaciones oficiales, muchas integradas por miembros del gobierno y alcaldes, que en el caso de los siete seleccionados fueron las encargadas de subir al escenario a testimoniar la elección.

El aventurero, aviador y productor de documentales que lanzó la idea de las nuevas siete maravillas en 1999, quería reemplazar la lista que dieron a conocer los historiadores y poetas griegos unos 200 años antes de Cristo, cuyos monumentos, a excepción de las pirámides de Giza fueron destruidos en su mayoría por cataclismos. Eran el faro de Alejandría, el templo de Artemisa, la estatua de Zeus, el Coloso de Rodas, los jardines colgantes de Babilonia y el Mausoleo de Halicarnaso.

Espectáculo de luz y color

En el espectáculo organizado para revelar los resultados de la votación se proyectaron vídeos de las maravillas antiguas y modernas en pantallas gigantes rodeadas de haces de láser y efectos holográficos que presenciaron cerca de 40.000 espectadores. Cientos de bailarines, acróbatas y patinadores realizaron una multicolor presentación en la que se utilizaron escenarios móviles, una esfera gigante del globo terráqueo y dos enormes símbolos de la historia de las maravillas, uno el manuscrito del mundo antiguo y otro el computador portátil de la actualidad.

El tenor español José Carreras abrió las actuaciones musicales, a dúo con la fadista portuguesa Dulce Pontes, que incluyeron también al español Joaquín Cortés, el italiano Alessandro Safina y la norteamericana Jennifer López, la más celebrada de la noche con su repertorio de bailes y temas pegadizos.

En las gradas del estadio el público jaleaba y aplaudía las candidaturas a medida que sus imágenes se presentaban en las pantallas de proyección, aunque en el caso de la Estatua de la Libertad de Nueva York se escucharon abucheos.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Otras noticias

ESPECIAL

Mario Vargas Llosa en su casa de Lima. / Daniel Mordzinski

La rebelión literaria de Vargas Llosa

Una mañana de confesiones literarias en la casa limeña del Premio Nobel con motivo del premio bienal que lleva su nombre

La cultura de 2013 en 21 especiales

El País Madrid

De la exposición de Dalí, pasando por el VI Congreso de la Lengua

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana