Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Narbona aclara que sólo apoya “a título personal” la prohibición de matar al toro

Medio Ambiente desmiente que el Gobierno se plantee legislar sobre este tema

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, ha salido hoy al paso de algunas informaciones publicadas en la prensa que sugerían que el Gobierno se planteaba prohibir la muerte de los toros en la plaza. Narbona ha aclarado que se ha interpretado como posible iniciativa legislativa lo que sólo es un comentario “a título personal”.

"Desmiento que haya presentado una propuesta electoral para modificar la fiesta del toro, que goza de gran apoyo", ha señalado la titular de Medio Ambiente en declaraciones a Europa Press. Narbona ha aclarado que se trata de un comentario "a título personal" sobre su postura a favor de reducir la crueldad en el trato a los animales, como se ha realizado ya en Portugal.

El diario El Mundo recogía hoy unas declaraciones de la ministra de Medio Ambiente, pronunciadas en la Copa de Navidad de la Moncloa el pasado martes, en las que afirmaba: “Hay que hacerlo gradualmente y quizá ya en la próxima legislatura, pero tenemos que evitar, al menos, ese momento sangriento final del toro”.

Antes de conocerse las aclaraciones de Narbona el secretario general de la Asociación Nacional de Organización de Espectáculos Taurinos(ANOET), Enrique Garza, ha asegurado que no entiende cómo un ministro español "puede atacar su propia cultura, tradiciones y economía". Diversas asociaciones ecologistas, entre ellas Ecologistas en Acción, han afirmado en cambio que las palabras de la ministra “abren la puerta a la esperanza”.

Desde IU y desde el PP también se ha criticado la iniciativa, luego desmentida. El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, ha asegurado que ve “una exageración” trasladar a las corridas de toros los principios de la Ley de Defensa de los Animales. Desde el PP, el portavoz del partido en el Senado, Pío García Escudero, ha afirmado que es “una muestra más del afán intervencionista del Gobierno”.