Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
PREMIOS PRÍNCIPE DE ASTURIAS 2006

Don Felipe alienta a los jóvenes a huir de la desesperanza

El Príncipe de Asturias otorga en Oviedo los premios de su fundación

Don Felipe de Borbón ha entregado hoy en el teatro Campoamor de Oviedo los Premios Príncipe de Asturias durante una solemne ceremonia en la que animó a los jóvenes a huir de "toda posible desesperanza", y les ha alentado a sumarse "con ilusión" a la "gran aventura" de "la vida en paz, plenitud y responsabilidad". El Heredero de la Corona, acompañado de nuevo este año por la Princesa de Asturias, ausente de la ceremonia del año pasado, ha hablao así a los jóvenes en la entrega de los ocho premios que llevan su nombre, que este año celebra sus primeros 25 años de vida.

Los premiados han ido recibiendo los galardones de manos de don Felipe y el caluroso aplauso de las casi 1.500 personas que llenaban el centenario coliseo de la capital asturiana. Pedro Almodóvar (Artes), Paul Auster (Letras), Juan Ignacio Cirac (Investigación Científica y Técnica), la selección española de baloncesto (Deportes), UNICEF (Concordia), Mary Robinson (Ciencias Sociales), la National Geographic Society (Comunicación y Humanidades) y la Fundación Bill y Melinda Gates (Cooperación Internacional) conforman el cuadro de honor de la edición de 2006.

Almodóvar, Auster, Cirac y Robinson han recibido sus galardones en persona, mientras que por UNICEF lo ha hecho su directora general, Anna M. Veneman, y la selección española de baloncesto por su entrenador José Vicente Hernández, otros miembros de su cuadro técnico y nueve de los 12 jugadores que se proclamaron campeones del mundo el pasado mes de septiembre en Japón. Los tres ausentes, Jorge Garbajosa, Sergio Rodríguez y José Manuel Calderón, han estado representados en la camisetas que sus compañeros han mostrado tras entregar el Príncipe el Premio al capitán del equipo, Carlos Jiménez.

El padre de Bill Gates, William H. Gates, copresidente de la Fundación Bill y Melinda Gates, ha recogido el Premio de Cooperación Internacional, mientras que el presidente de la sociedad National Geographic, John Fahey, ha hecho lo propio con el de Comunicación y Humanidades.

Como cada año, el Príncipe ha cerrado el acto con un discurso en el que ha destacado que estos Premios "han alentado la generosidad sobre el egoísmo, la concordia sobre la división, la convivencia sobre el fanatismo, el compromiso sobre la indiferencia". Un mensaje que, aprovechando la ocasión y ante una audiencia tan numerosa, don Felipe ha querido hacer llegar a los jóvenes "para que se engrandezcan con esos valores".

La trayectoria de los Premios, ha dicho, durante estas más de dos décadas y media ha sido posible gracias al "marco de libertad y estabilidad" que "garantiza la Constitución" y "aúnan en la historia de su éxito las mismas virtudes que han guiado la vida de los españoles durante los últimos años: determinación y prudencia, firmes convicciones, fe y confianza en un proyecto común", ha destacado.

El novelista, poeta y guionista estadounidense Paul Auster ha sido el encargado de hablar en nombre del resto de galardonados para subrayar que el valor del arte en cualquiera de sus diversas expresiones reside en su "inutilidad". "El arte es inútil, al menos comparado con, digamos, el trabajo de un fontanero, un médico o un maquinista, pero ¿qué tiene de malo la inutilidad? ¿Acaso la falta de sentido práctico supone que los libros, los cuadros y los cuartetos de cuerda son una pura y simple pérdida de tiempo?", ha afirmado Auster.

Cada Premio Príncipe de Asturias está dotado con 50.000 euros y la reproducción de una estatuilla diseñada por Joan Miró, además de un diploma acreditativo. Antes de abandonar mañana el Principado, don Felipe entregará a la comunidad vecinal del municipio de Sariego el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias, otro de los galardones que concede la Fundación que lleva su nombre.