Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubianes acusa ahora a Gallardón de censurar la representación de su obra en el Teatro Español

El actor aclara que el alcalde anunció la retirada de la obra del cartel del centro horas antes de que él mismo pidiera que la sacaran del programa

El ya conocido como 'Affaire Rubianes' tiene un capítulo más. El director dramático Pepe Rubianes ha dicho esta mañana en la cadena SER que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, sí censuró la representación de su obra en el Teatro Español, de titularidad municipal. Según ha aclarado, Gallardón anunció la retirada de su montaje Lorca eran todos horas antes de que él mismo suspendiera la representación "por el agresivo y desmesurado ambiente creado en un determinado sector de la sociedad" ante unas declaraciones del actor contra la unidad de España. Ayer, el dramaturgo gallego había negado presiones políticas por parte de Gallardón y argumentado que la suspensión de la representación se debía a otras razones: "Me niego a que en plena democracia se represente Lorca con protección oficial".

El director del Español, Mario Gas, por su parte, afirmó ayer en una improvisada rueda de prensa que está reflexionando sobre su dimisión al frente del centro por el mismo asunto. "En un país democrático, retirar un espectáculo por la presión ambiental puede ser una cadena difícil de romper", argumentó, tras asegurar que él no ha sufrido presiones de la alcaldía.

Gas ha preferido no tomar una determinación "en caliente" pero asegura haber salido "con jirones anímicos de todo esto".

El hecho de que en las últimas semanas tanto el Teatro Español como el Consistorio madrileño hayan recibido correos electrónicos y llamadas telefónicas con "palabras atemorizantes y lenguaje soez y poco habituado a la discusión que supera con años luz las palabras jocosas de Rubianes en TV3" es, según consideró Mario Gas, "un mal síntoma". "Tal vez sea verdad que sigue habiendo dos Españas", agregó. De hecho, para el día del estreno estaba convocada a las puertas del teatro una manifestación de Alternativa Española contra la puesta en escena del montaje.

La concejala de las Artes del Ayuntamiento de Madrid, ha dicho hoy, en una rueda de prensa en la que ha afirmado que se ha llegado a sentir "amenazada" por las "miles de llamadas telefónicas y correos electrónicos llenos de amenazas" que han llegado tanto al Consistorio como al Teatro Español. "Las cosas han ido mucho más allá de lo que representa este montaje extraordinario y fabuloso", argumentó

Finalmente, ante la suspensión de la representación, el teatro permanecerá cerrado del 19 al 24 de septiembre, el hueco en el que estaba programada Lorca eran todos. El ciclo en homenaje al poeta se mantiene con La casa de Bernarda Alba, dirigida por Carme Portaceli y Mujeres de Lorca, de la bailaora Carmen Cortés.

El secretario general de la Unión de Actores, Jorge Bosso, afirmó ayer que "la suspensión de cualquier obra de teatro" debería atenerse siempre a criterios artísticos y no políticos". Comisiones Obreras ha ofrecido su auditorio madrileño para la representación de la obra.

"Que se vaya a la mierda la puta España"

El asunto comenzó con una entrevista al director en una televisión catalana. Rubianes fue protagonista de una gran polémica cuando mandó a la mierda "a la puta España" en el programa El Club, que se emite en horario infantil en la cadena pública catalana. Al ser preguntada su opinión sobre la unidad de España, lanzó una serie de improperios, y entre otras cosas mandó a los españoles "a tomar por culo" y les dijo "que se metieran a España por el puto culo para ver si les explotaban los huevos". Tras insistir en este tipo de afirmaciones, dijo textualmente: "Que se vaya a la mierda la puta España".

A raíz de estas manifestaciones, asociaciones de espectadores y formaciones políticas como el PP de Cataluña denunciaron los hechos ante el Comité Audiovisual de Cataluña (CAC), así como a la Corporación Catalana de Radio y Televisión (CCRTV) y al director de TV-3, Francisco Escribano. Asimismo, la Fundación para la Defensa de la Nación Española interpuso una querella contra el actor. En su declaración ante el juez matizó sus declaraciones y dijo que no se refería a la España actual, sino a "la que paseó a miles de demócratas y llenó el país de fosas comunes y nos sumió en el silencio más largo".

El 28 de enero, el propio actor emitió un comunicado de disculpa.

Cronología del caso

- Rubianes afirma el 20 de enero de 2006, en el programa El Club de la televisión pública catalana TV-3 que conduce Albert Om, que el presidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra "es un impresentable que continuamente ataca a Cataluña", cuando esta comunidad, añade, "alimenta a su pueblo". Afirma también: "Que se vaya a la mierda la puta España".

- El actor emite el día 28 de enero un comunicado disculpándose por sus palabras y aclarando que jamás había querido "insultar al pueblo de Extremadura" y que sus comentarios sobre España se referían sólo a la "España retrógrada, reaccionaria y fascista".

- El Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC), organismo regulador del sector audiovisual, acuerda el 30 de enero pedir a TV-3 que presente excusas por antena "a las personas que se sintieron ofendidas" por el programa. El CAC establece que en ese programa "se formularon unas opiniones y expresiones sobre la unidad de España que, por su tono, resultaron ofensivas para segmentos de audiencia". También recrimina su actitud "contemporizadora" al presentador del programa.

- TV-3 emite una nota el mismo día en la que muestra su desacuerdo con la decisión del CAC pese a acatarla.

- La comisión parlamentaria de control de la Corporación Catalana de Radio y Televisión trata la polémica de los exabruptos de Rubianes el 10 de febrero. El director general de la CCRTV, Joan Majó, considera que las palabras del actor fueron "lamentables por el contenido y por el lenguaje utilizado", pero recuerda que las expresiones que usó Rubianes son "habituales" en las apariciones públicas del actor.

- En julio, Mario Gas entra en contacto con el director de Lorca eran todos para que el espectáculo se represente en el Teatro Español.

- A primera hora de la mañana de ayer, Gallardón dice: "El Ayuntamiento de Madrid no va a contratar a Pepe Rubianes y por tanto no va a actuar en El Español".

- Ayer, después de una fuerte polémica, el responsable de la obra decide no representarla en Madrid.

Más información