Wendy Guerra retrata el día a día en Cuba en 'Todos se van', ganadora del premio Bruguera

EFE Barcelona 6 ABR 2006 - 17:33 CET

La escritora cubana Wendy Guerra ha presentado hoy en Barcelona su primera obra en prosa, Todos se van, que ha obtenido el I premio Bruguera de novela y que retrata, en forma de diario personal, la vida cotidiana de la Cuba actual.

El único integrante del jurado del premio, el escritor Eduardo Mendoza, ha destacado que el libro de Guerra es un diario "tremendamente duro", que da una imagen de Cuba "vista desde la calle" y totalmente libre de interpretaciones políticas.

Wendy Guerra ha justificado el título de la obra, explicando que "no hay ninguna duda de que en Cuba muchos se van", la mayoría por cuestiones políticas, aunque ha matizado que el libro se centra en "adioses afectivos", en un país en el que resulta una "locura" comprometerse.

Una poetisa admiradora de Anais Nin

El personaje del libro, Nieve Guerra, relata en su diario los avatares por los que atraviesa su vida y la de su familia, formada por un padre alcohólico y una madre que se fuga con un sueco llegado a Cuba para participar en trabajos de investigación nuclear.

Wendy Guerra (La Habana, 1970), diplomada en dirección de cine, radio y televisión por la facultad de Medios de la Comunicación del Instituto Superior de Arte (ISA) de Cuba, es conocida en su país por su obra poética, con títulos como Platea a oscuras y Cabeza rapada, aunque su libro más destacado es Posar desnuda en La Habana. Diario Apócrifo de Anais, basado en la vida de la escritora Anais Nin.

La autora ha lamentado que a Cuba no lleguen los autores españoles jóvenes y ha revelado que desea publicar un libro titulado Alguien me habló de las europas, que trata de su madre, una extraordinaria escritora que, lamentablemente, nunca quiso publicar, ha destacado Guerra.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

La sociedad postnacional

Hemos de recuperar el legado de afecto y civilidad que permita la convivencia y superar la epidemia identitaria que nos aturde

Despedida barroca

Natalie Dessay demuestra en el Liceu que la expresividad y la emoción de su canto siguen intactas a pesar de los problemas de salud que la llevan a dejar los escenarios

‘Si és que hi ha cases d’algú…’

Mientras los promotores de Caufec volvían a mirar sus planos, en Barcelona se producía la semana negra de los deshaucios

Un refugio inédito

Localizado bajo un edificio de la Sagrera de Barcelona una construcción intacta desde 1939 construida para protegerse de los bombardeos de la Guerra Civil

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana