Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unas 4.000 personas se concentran en contra del traslado del archivo de Salamanca

El alcalde pide a Cultura que no ejecute el traslado hasta el fallo del constitucional

Unas 4.000 personas -según la policía local-, convocados por su Ayuntamiento, se han concentrado ante la sede del archivo de la Guerra Civil en Salamanca en contra de la entrega a la Generalitat catalana de los documentos que le fueron incautados durante el conflicto. El alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote (PP), ha pedido esta mañana a Cultura que no ejecute el traslado hasta que no se pronuncie el Tribunal Constitucional, ante las "fundadas sospechas" que tiene de que prosperará el recurso presentado por la Junta de Castilla y León contra esa medida. Mientras, la ministra de Cultura, Carmen Calvo, ha respondido que compete exclusivamente al Gobierno tomar decisiones sobre el archivo.

Los manifestantes se han concentrado en los aledaños de la calle de Gibraltar en torno a una pancarta con el lema "Venceréis, pero no convenceréis" (de Miguel de Unamuno) portada por el alcalde de la ciudad y por representantes de la Junta de Castilla y León, diputados y senadores del PP, así como de los colectivos firmantes del manifiesto en favor de la integridad del Archivo. Durante el acto, que se ha prolongado 20 minutos, se han escuchado proclamas contra el Gobierno central como las que pedían la dimisión del ministro salmantino Jesús Caldera, o de la titular de Cultura, Carmen Calvo, así como otras contra el presidente del Ejecutivo, caso de "Zapatero traidor".

Durante la concentración, el profesor y escritor Gonzalo Santonja, director del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, ha leído, flanqueado por Lanzarote, un manifiesto, redactado por una serie de organizaciones (partidos políticos, sindicatos y asociaciones) "contra la manipulación y la utilización partidista de las instituciones públicas de Salamanca".

"Manipulación" de Unamuno

El alcalde salmantino, en declaraciones a la cadena Cope antes de la concentración, ha afirmado que durante la concentración se mostrará a la ministra "la indignación de todo el pueblo de Salamanca y de Castilla y León" y se le pedirá que "espere antes de entregar los papeles a que por lo menos el Constitucional se pronuncie". El regidor entiende que la ley por la que se ordena la entrega a la Generalitat de los documentos que le fueron incautados se ha hecho "deprisa y corriendo, atropelladamente, para darle satisfacción a los independentistas catalanes", por lo que cree que el recurso impuesto por la Junta castellanoleonesa prosperará.

Por su parte, la ministra de Cultura ha criticado la "demagogia" del alcalde de Salamanca, recordándole que el Archivo que guarda los documentos que volverán a Cataluña es competencia del Gobierno, por lo que nada tiene que decir el Ayuntamiento salmantino, convocante de la concentración de hoy. A su juicio, es una "barbaridad" que un cargo público exija al Gobierno que no cumpla la ley. Así, ha recordado que todos los alcaldes y cargos públicos de España saben que una ley aprobada en la Cortes Generales por mayoría "no la cambia un Patronato", como pide el alcalde de Salamanca.

La titular de Cultura ha recordado que el traslado del Archivo de Salamanca lo pidió Manuel Fraga cuando Adolfo Suárez era presidente y ha añadido que a principios de la transición se devolvieron muchos documentos sin que hubiera oposición a ello. Por su parte, el presidente de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, ha denunciado la "manipulación ideológica" de Unamuno en la concentración de hoy. El lema "Venceréis, pero no convenceréis" reproduce las palabras que el 12 de octubre de 1936 el entonces rector de la Universidad salmantina dirigió en el paraninfo de esta institución al general Millán-Astray después del golpe de Estado franquista del 18 de julio, a las que el militar respondió: "Muera la inteligencia".