Santiago se rinde ante Bob Dylan en el último concierto de su gira española

25.000 personas han seguido una actuación en la que se han alternado canciones clásicas y composiciones recientes

EFE Santiago de Compostela 17 JUL 2004 - 23:55 CET

Bob Dylan ha ofrecido esta noche la última de sus actuaciones de este año en España. Ha sido en los Conciertos del Nuevo Milenio en Santiago de Compostela, ante unas 25.000 personas que se han rendido a la música del cantante, quien ha alternado temas clásicos y composiciones recientes.

El artista de Minnesota ha optado en esta gira por los teclados frente a su clásica guitarra, aunque ello no ha impedido ver al Dylan más rockero, que ha despertado las ovaciones de sus incondicionales. Aunque debía cerrar este último día del festival, Dylan ha querido actuar antes, y dejar que fueran The Corrs y Echo & The Bunnymen los cabezas de cartel. A sus 64 años, el artista se puede permitir antojos como el de cambiar por completo el cartel de un festival o impedir que los medios le fotografiasen durante la actuación.

Tampoco se encendieron las dos pantallas para ver al legendario artista de cerca, porque su idea, según han explicado los organizadores, es que la gente venga sólo a verle cantar.

Con uno de sus clásicos, Maggie's faro, comenzó el recital en el que sin decepcionar a los nostálgicos ha sido también fiel a sus últimas composiciones. Con el guitarrista Stu Kimball, que protagonizó los mejores solos junto a Dylan a las teclas; Larry Campbell también a la guitarra y la slide guitarr; Tony Garnier al bajo y George Recille en la batería, el músico, que no se olvidó de su armónica, continuó con otro clásico, Wathing the river flow.

Tras poco más de una hora de actuación, Bob Dylan salió del escenario sólo por unos minutos. A la hora de los bises primero llegó Mr. Tambourine man, aunque con una versión casi irreconocible. También reinventó para la ocasión Like a rolling stone, de forma más pausada y con una voz más grave, mientras el público no podía reprimir cantarla al estilo clásico.

Hora y media de concierto

All along the watchtower ha puesto fin a cerca de hora y media de música, cuando el sol ya se había puesto en Santiago, en el concierto más multitudinario y luminoso de Dylan en España.

Otra telonera fue Eva, la cantante de Amaral, ya que el dúo zaragozano ha sido el grupo telonero de Dylan en sus conciertos en España, y su vocalista estaba hoy en Santiago de veraneo. La organización le pidió un favor que para ella se convirtió en "regalo", como confesó antes de cantar Sin ti no soy nada.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Se alquila habitación por 1.000 euros al mes

El precio se encarece al incluir pensión completa y limpieza de la vivienda

Detenido por quemar una nave industrial con 14 personas dentro

El arrestado prendió fuego al inmueble porque no le pagaron 40 euros de un supuesto alquiler Una persona resultó herida

Los convenios colectivos seguirán vigentes aunque hayan caducado

Aunque los pactos decaigan al año de expirar su vigencia por no haber acuerdo, los derechos colectivos laborales pactados pasan a ser individuales

El Kremlin avanza, el país retrocede

El presidente ruso volvió a recurrir al viejo argumento soviético del "cerco" occidental

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana